Sep 08 2014

David Gómez, del Colegio Brains, cree que es muy recomendable su uso en el aula, ya que es una herramienta del siglo XXI que ayuda a sus alumnos a aprender de una forma más amena

Soy David Gómez Curieses, profesor de Matemáticas y uno de los coordinadores de Innovación del colegio Brains de Alcobendas.

Escribo estas líneas para explicar mi experiencia con The Education District.
Empecé a utilizarlo con mis alumnos a finales del curso pasado y durante este curso sigo utilizándolo porque la experiencia está siendo muy positiva.

De momento hemos hecho actividades en Bricks, los alumnos han construido mediante cubos de colores distintas estructuras para trabajar conceptos como el máximo común divisor, el mínimo común múltiplo, la descomposición factorial, los ejes de coordenadas o la idea de función como máquina en la que metes números y devuelve otros números.

La construcción con los bloques les está ayudando a interiorizar conceptos abstractos que serían más complicados de entender de otra manera.
Por ejemplo, el máximo común divisor lo entienden bien embaldosando con cubos de colores, la descomposición factorial la realizan construyendo torres en las que cada color representa a un número primo o aprenden el concepto de función creando su propia máquina mediante Bricks.

En otras materias como Inglés y Lengua vamos a empezar proyectos con Education District para que nuestros alumnos construyan sus propios edificios virtuales y alojen sus contenidos a modo de museo o exposición.
Además, en Tecnología van a trabajar las vistas, en Biology van a crear partes del cuerpo humano y en Geografía e Historia van a crear una villa romana.

Es una plataforma muy interesante para complementar los conocimientos que se adquieren en el colegio y una herramienta muy motivadora para los alumnos.
Además, permite que los alumnos trabajen por sí mismos, y potencia el trabajo de equipo, debido a que los usuarios se pueden invitar a los mundos para construir juntos. También permite poner en contacto a personas situadas en distintos puntos del planeta para comunicarse entre ellos, compartir experiencias o realizar retos y actividades conjuntamente.

Por todo ello, creo que es muy recomendable su uso en el aula, es una herramienta del siglo XXI que ayuda a nuestros alumnos a aprender de una forma más amena.

Leído 622 veces Última modificación el Jueves, 09 Noviembre 2017 09:24